La Segunda Marcha en Bici a València pide más seguridad para las bicicletas

Convocada por la Alianza por la Emergencia Climática, Ecolectivo y Acció Ecologista Agró

La Segunda Marcha en Bici a Valencia ha salido de L’Eliana y ha llegado a València pasando por San Antonio de Benagéber y Paterna. Cuando la marcha ha llegado al Ayuntamiento de Paterna, se ha desplegado una pancarta exigiendo seguridad para las bicicletas. Las personas participantes, entre las cuales había familias con hijas e hijos pequeños, han podido comprobar por sí mismas las dificultades que tienen las bicicletas para transitar de una manera segura sin verse obligadas a compartir espacio con los coches. 

Desde L’Eliana hasta Valencia se tienen que atravesar tramos de carreteras donde no hay carril bici, o este es discontinuo y las bicicletas se ven obligadas a ir por las carreteras. Es el caso, por ejemplo, del tramo de carril bici inexistente cuando se cruza el by pass antes de acceder al carril bici de la Fuente del Jarro. O peor aún, en la huerta de Paterna hasta llegar a València solo está permitido que circulen vehículos agrícolas y bicicletas, pero cada día muchos coches infringen la norma y atraviesan la huerta para evitar el tráfico de las carreteras, poniendo en peligro la seguridad de ciclistas, y también de peatones, que usan los caminos de la huerta para pasear o hacer deporte. 

La falta de infraestructuras sin discontinuidades y por recorridos directos y fáciles es una constante en los tres municipios: l’Eliana, San Antonio de Benagéber y Paterna. Y por eso la marcha de este año ha querido reivindicar itinerarios seguros para bicicletas. Parece que los gestores municipales no entienden que las bicicletas son el transporte del futuro inmediato. Y que la reducción de emisiones para paliar el cambio climático y, además, tener un aire saludable pasa por usar masivamente la bicicleta. En Valencia este cambio se está notando en los últimos años. La ciudad se ha llenado de carriles bici que usan todo tipo de personas. Y esto se nota también en una reducción del número de coches que circulan por la ciudad. 

Es la asignatura pendiente en muchas poblaciones del área metropolitana, que no están a la altura de los requerimientos de salud y climáticos que tenemos por delante. 

Bicicletas en el metro y bicicletas públicas intercambiables

Para facilitar que el uso de bicicletas sea masivo en nuestra área metropolitana, las bicicletas tienen que poder acceder al metro, tal como pasa en las ciudades europeas, y para eso los vagones tienen que contar con espacios para bicicletas. Es una reivindicación que viene de lejos pero a la que la Generalitat aún no ha atendido. Por otra parte, para facilitar los trayectos desde Valencia a pueblos de la corona metropolitana, las bicicletas públicas de alquiler de València y los pueblos tendrían que ser compatibles e incorporar bicicletas eléctricas para personas mayores y para trayectos empinados. 

Es mucho lo que falta por hacer, y la marcha de hoy ha querido poner de relieve la necesidad de cambiar la fisonomía de los tres municipios, L’Eliana, San Antonio y Paterna, rediseñando sus espacios públicos, sus calles, plazas, caminos y carreteras para que la ciudadanía pueda utilizar masivamente la bicicleta y así convertir nuestras poblaciones en espacios más saludables, con aire más limpio y más resilientes al cambio climático.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

doce − seis =