De ti me quedo

Manuel Águila

Vecino de l’Horta

De ti me quedo con el sabor de tus fulgores, esos que irrumpen luminosos a través de rendijas buscando tan cariñosos mi encuentro sin saber ni pretender de recelos ni temores y de la vastedad de tonos de cada color que definen tus inhóspitos labios cuando gesticulan encadenados vocablos al mostrarme el universo de tu amor…

De ti me quedo con tantas lunas y soles, con degustaciones de calma y tempestad, de ti me quedo con las serenas sonrisas que bendicen mis auroras tras cada despertar y con los rojizos ocasos que se irán con las brisas, con esa paz que el parpadeo de tu mirar irradia cuando mi temple y juicio se tornan sinrazón, con tus virtudes y taras, tus caprichos y manías, de ti me quedo con ese abismo inmenso que esconde lo profundo de tu corazón…

Tus secretos, esos secretos de mujer, de ti me quedo con lo que el gorrión susurrarte al oído con su melodía ansía y con esa lumbre de tus ojos que me saben a miel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete − doce =