La Diputació de València desdobla la CV-370 para mejorar la seguridad del tráfico entre Manises y Riba-roja de Túria 

La Diputació de València desdobla la CV-370 para mejorar la seguridad del tráfico entre Manises y Riba-roja de Túria 

El presidente de la Diputación de Valencia, Vicent Mompó, ha visitado esta mañana las obras de la cuarta y última fase del proyecto denominado Vía parque del Túria. Manises – Riba-roja, que consiste en el desdoblamiento del tramo de la carretera CV-370 que transcurre entre los municipios de Manises y Riba-roja de Túria. 

Acompañado por la vicepresidenta segunda y diputada de Carreteras, Reme Mazzolari, el presidente Mompó ha indicado que “la culminación de este proyecto supone una de las intervenciones de mayor calado en la red provincial de carreteras en los últimos años, por el impacto que va a tener en la ciudadanía”.

En este sentido, Mompó señala que “esta cuarta y última fase de la intervención permitirá mejorar la seguridad de una carretera que presentaba un alto índice de accidentalidad, al tiempo que  descongestiona el tráfico de una vía que es transitada a diario por miles de personas procedentes, no solo de Manises y Riba-roja, sino del entorno el área metropolitana de la ciudad de Valencia, por el acceso que otorga a zonas de mucha actividad industrial y comercial”.

Por su parte, Reme Mazzolari, explica que “además de las mejoras en la seguridad, que es el elemento más relevante, la nueva vía facilitará el acceso a los vecinos de las zonas residenciales, y promoverá también la movilidad sostenible con la ejecución de una vía ciclopeatonal, que enlazará con los tramos ya construidos en las anteriores fases de la intervención”.

A la visita también han asistido los alcaldes de Manises, Javier Mansilla, y Riba-roja de Túria, Robert Raga, junto a miembros de las respectivas corporaciones municipales, entre ellos el concejal de Manises y diputado provincial, Sergio Pastor.

Más de 20.000 vehículos diarios

La intervención de la Diputació de València en el tramo de la CV-370 comprendido entre las poblaciones de Manises y Riba-roja de Túria, viene determinada sobre todo por la alta accidentalidad de la vía en los últimos años. Además, el desdoblamiento de la calzada permitirá descongestionar el tráfico de una carretera que registra una media de paso superior a los 21.000 vehículos diarios. 

Después de poner en servicio las tres primeras fases del proyecto, la corporación provincial da comienzo ahora a los trabajos de la Fase 4, que permitirá culminar el acondicionamiento total de la Vía parque del Túria entre la A-7 y Riba-roja de Túria. El presupuesto de la última fase, que tiene un plazo de ejecución de 18 meses, asciende a los 12,5 millones de euros.

Actuaciones

Los trabajos de la cuarta fase consistirán, concretamente, en la duplicación de la calzada con control total de accesos, segregando el tráfico vecinal y el de paso mediante vías de servicio. Así, para el acceso a las urbanizaciones Montemayor, el Collado y la Presa, se prevé la ejecución de dos glorietas unidas mediante una nueva estructura bajo la que discurrirá el tronco principal de la vía.

Además, la mejora de la seguridad vial se verá reforzada con la construcción de una vía ciclopeatonal, que supondrá la continuación del tramo ya ejecutado de las tres primeras fases. También se prevén actuaciones de restauración paisajísticas con plantación de árboles y arbustos, así como la instalación de pantallas acústicas y la ejecución de pasos de fauna.Las obras se completan con la ejecución de obras de drenaje y urbanización, reubicación de las paradas del servicio de autobuses, redes de alumbrado, señalización, instalación de sistemas de contención y reposición de servicios afectados, como es el caso del desvío a la conducción de agua potable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 − tres =